28J | Por las viviendas con Orgullo LGTBIQA+

El Día Internacional del Orgullo LGTBIQA+ desde Provivienda recordamos nuestra máxima de defender el derecho a la vivienda en igualdad de condiciones.

 

Casi un 25% de la población LGTBIQA+ ha tenido problemas con la vivienda debido a su identidad a lo largo de su vida, más de 70.000 personas de esta comunidad han tenido que dormir en la calle y un 50% de las personas trans ha vivido alguna situación de sinhogarismo en España, según los datos que revela el último informe ‘Estado Socioeconómico LGTBI+, Estado LGTBI+ 2023’, elaborado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+). 

En general, las personas LGTBIQA+ cuentan con mayor riesgo de exclusión social que el resto de la población, incluyendo la exclusión residencial y el sinhogarismo. De hecho, el 35% de las personas sin hogar son LGTBIQA+, además tienen mayor vulnerabilidad a la hora de sufrir incidentes y delitos de odio, según una encuesta de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA). 

“Muchas de las personas que atendemos en nuestros programas de atención al sinhogarismo son personas LGTBIQA+ que han perdido la vivienda o se les ha denegado el acceso a ella por su condición sexual o identidad de género”, explicó Dailos Luis Pérez, trabajador social de Provivienda en Arona (Tenerife). Si bien el sinhogarismo es la situación más extrema, existen otras formas de exclusión residencial que afectan a la comunidad LGTBIQA+.  

Juan Luis Briones conoce de primera mano la discriminación en el acceso a la vivienda. En 2012 migró de Lima a Barcelona, actualmente trabaja en un cine y es estudiante de criminología. Desde hace 12 años reside junto a su marido en un piso de la Bolsa de Vivienda Asequible de Provivienda en Sant Feliu de Llobregat ante la imposibilidad de acceder a una vivienda en el mercado privado. 

 

Las Bolsas de Vivienda, una alternativa libre de discriminaciones 

Las Bolsas de Vivienda facilitan un alquiler asequible a personas en situación de vulnerabilidad o que no pueden acceder a una vivienda en las condiciones que impone actualmente el mercado, a la vez que incentivan a quienes tienen una vivienda en propiedad para alquilarla a precios por debajo de mercado. Gracias a la colaboración con distintas entidades públicas y privadas, Provivienda ofrece de forma gratuita mediación, asesoramiento y trato personalizado a todas las partes, para conseguir alquileres asequibles con la mayor tranquilidad y garantías posibles. 

«Desde que llegamos siempre alquilamos habitaciones en pisos compartidos, pero nos vimos en la situación de tener que buscar piso de nuevo y ya era inaccesible la vivienda en Barcelona. Nos pedían condiciones abusivas y precios excesivos. Además, la mayoría de las viviendas no tenían cédula de habitabilidad y en ese momento yo buscaba un lugar donde poder empadronarme, porque estaba renovando mi tarjeta de residencia y no tenía la nacionalidad. Un compañero me comentó el trabajo de Provivienda y conseguimos entrar en la Bolsa de Vivienda Asequible”, contó Juan Luis. 

Antes de entrar en la Bolsa de Vivienda Asequible, Juan Luis buscó piso pese a los intentos frustrados por la falta de accesibilidad y asequibilidad, pero también por la discriminación.

«A veces cuando llamaba me rechazaban por ser latino. Incluso, primero me decían que sí y cuando hablaba por teléfono, al escuchar mi voz, pronto me ponían excusas. Otras veces me preguntaban con quién viviría y cuando les decía con mi marido, enseguida me rechazaban. Me sentía desprotegido, pensaba que iba a tener que vivir siempre con mi pareja en una habitación”, afirmó Juan Luis.

En este sentido, para Dailos es necesario “generar medidas específicas de acceso a la vivienda y modelos de intervención centrados en la vivienda para personas del colectivo que sean vulnerables, no solo por su condición sino porque además se sumen diferentes intersecciones, como ser mujer, trans o migrante, que hacen que su exclusión sea extrema”. Desde Provivienda, este 28 de junio ponemos el foco en el derecho a acceder a una vivienda accesible y asequible en igualdad de condiciones y libre de discriminaciones, por las viviendas con Orgullo.

Compartir

Compartir

El Día Internacional del Orgullo LGTBIQA+ desde Provivienda recordamos nuestra máxima de defender el derecho a la vivienda en igualdad de condiciones.

 

Casi un 25% de la población LGTBIQA+ ha tenido problemas con la vivienda debido a su identidad a lo largo de su vida, más de 70.000 personas de esta comunidad han tenido que dormir en la calle y un 50% de las personas trans ha vivido alguna situación de sinhogarismo en España, según los datos que revela el último informe ‘Estado Socioeconómico LGTBI+, Estado LGTBI+ 2023’, elaborado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+). 

En general, las personas LGTBIQA+ cuentan con mayor riesgo de exclusión social que el resto de la población, incluyendo la exclusión residencial y el sinhogarismo. De hecho, el 35% de las personas sin hogar son LGTBIQA+, además tienen mayor vulnerabilidad a la hora de sufrir incidentes y delitos de odio, según una encuesta de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA). 

“Muchas de las personas que atendemos en nuestros programas de atención al sinhogarismo son personas LGTBIQA+ que han perdido la vivienda o se les ha denegado el acceso a ella por su condición sexual o identidad de género”, explicó Dailos Luis Pérez, trabajador social de Provivienda en Arona (Tenerife). Si bien el sinhogarismo es la situación más extrema, existen otras formas de exclusión residencial que afectan a la comunidad LGTBIQA+.  

Juan Luis Briones conoce de primera mano la discriminación en el acceso a la vivienda. En 2012 migró de Lima a Barcelona, actualmente trabaja en un cine y es estudiante de criminología. Desde hace 12 años reside junto a su marido en un piso de la Bolsa de Vivienda Asequible de Provivienda en Sant Feliu de Llobregat ante la imposibilidad de acceder a una vivienda en el mercado privado. 

 

Las Bolsas de Vivienda, una alternativa libre de discriminaciones 

Las Bolsas de Vivienda facilitan un alquiler asequible a personas en situación de vulnerabilidad o que no pueden acceder a una vivienda en las condiciones que impone actualmente el mercado, a la vez que incentivan a quienes tienen una vivienda en propiedad para alquilarla a precios por debajo de mercado. Gracias a la colaboración con distintas entidades públicas y privadas, Provivienda ofrece de forma gratuita mediación, asesoramiento y trato personalizado a todas las partes, para conseguir alquileres asequibles con la mayor tranquilidad y garantías posibles. 

«Desde que llegamos siempre alquilamos habitaciones en pisos compartidos, pero nos vimos en la situación de tener que buscar piso de nuevo y ya era inaccesible la vivienda en Barcelona. Nos pedían condiciones abusivas y precios excesivos. Además, la mayoría de las viviendas no tenían cédula de habitabilidad y en ese momento yo buscaba un lugar donde poder empadronarme, porque estaba renovando mi tarjeta de residencia y no tenía la nacionalidad. Un compañero me comentó el trabajo de Provivienda y conseguimos entrar en la Bolsa de Vivienda Asequible”, contó Juan Luis. 

Antes de entrar en la Bolsa de Vivienda Asequible, Juan Luis buscó piso pese a los intentos frustrados por la falta de accesibilidad y asequibilidad, pero también por la discriminación.

«A veces cuando llamaba me rechazaban por ser latino. Incluso, primero me decían que sí y cuando hablaba por teléfono, al escuchar mi voz, pronto me ponían excusas. Otras veces me preguntaban con quién viviría y cuando les decía con mi marido, enseguida me rechazaban. Me sentía desprotegido, pensaba que iba a tener que vivir siempre con mi pareja en una habitación”, afirmó Juan Luis.

En este sentido, para Dailos es necesario “generar medidas específicas de acceso a la vivienda y modelos de intervención centrados en la vivienda para personas del colectivo que sean vulnerables, no solo por su condición sino porque además se sumen diferentes intersecciones, como ser mujer, trans o migrante, que hacen que su exclusión sea extrema”. Desde Provivienda, este 28 de junio ponemos el foco en el derecho a acceder a una vivienda accesible y asequible en igualdad de condiciones y libre de discriminaciones, por las viviendas con Orgullo.


¿Quieres estar al día de cuestiones relacionadas con el ámbito de la vivienda?
Suscríbete a nuestro boletín y recibe mensualmente en tu correo noticias, eventos, estudios e informes relacionados con la vivienda.

Artículos relacionados

Ir al contenido