PROPUESTAS MÁS ALLÁ DE LAS ELECCIONES GENERALES

España tiene un problema estructural de vivienda que explica gran parte de las desigualdades. Ante las dificultades de acceso y mantenimiento a una vivienda adecuada y asequible, es imprescindible impulsar políticas públicas que garanticen el derecho a la vivienda y que promuevan un modelo de acceso y mantenimiento de la vivienda más justo, sostenible e inclusivo.

Para facilitar el acceso a la vivienda y atajar la emergencia residencial, necesitamos una política de vivienda inclusiva que incluya medidas específicas que puedan servir de palanca.

¡Es el momento de decidir qué modelo
de vivienda queremos!

El 23 de julio son las elecciones generales y los partidos políticos que se presentan tienen la llave para impulsar esta transformación. Por eso, desde Provivienda presentamos 12 medidas para promover un cambio estructural respecto a la vivienda que afronte sus problemas y mejore el acceso.

12 MEDIDAS PARA AMPLIAR LA VIVIENDA ASEQUIBLE

Un Pacto de Estado
por la Vivienda

Un acuerdo entre todas las fuerzas políticas estatales que blinde derechos y garantías en materia de vivienda para:

  Establecer un marco de financiación suficiente.

  Orientar las políticas públicas de vivienda hacia el acceso en igualdad de condiciones y hacia el alquiler asequible.

  Incluir planes específicos para personas en situación de vulnerabilidad que permitan erradicar el sinhogarismo, el chabolismo, la infravivienda, la masificación, la discriminación residencial y las dificultades de emancipación de las personas jóvenes.

Un parque de vivienda
social y asequible

  Cumplir con el compromiso con la Agenda 2030 para aumentar el parque de vivienda social al 9,3% y con el mandato del Relator Especial sobre vivienda adecuada de Naciones Unidas de llegar al 15% en 2040.

  Aumentar los ratios de vivienda social y asequible impulsando financiación adicional a través de crédito público o subvenciones a la provisión de vivienda de entidades sin ánimo de lucro mediante instrumentos como el Plan estatal de acceso a la vivienda 2022-2025.

  Priorizar el régimen de tenencia en alquiler en la vivienda de protección oficial para evitar que entren en el mercado privado.

 

 

Aumentar el PIB destinado
a vivienda

  Mantener los niveles de financiación en política de vivienda alcanzados con los fondos Next Generation y del PRR y aumentar las partidas presupuestarias destinadas a incrementar el parque de vivienda social y asequible.

  Aumentar la inversión en vivienda. En España actualmente supone el 0,15% del PIB, en Europa el 0,55%.

  Financiar los procesos de acompañamiento ligados a vivienda para garantizar el derecho a la vivienda a todas las personas de forma estable y adecuada.

Promoción de las Housing Associations

  Establecer un marco normativo que favorezca el modelo de gestión y provisión de vivienda asequible por organizaciones sin ánimo de lucro especializadas en vivienda.

  Desarrollar herramientas como la financiación pública, avales de financiación públicos, regulación de la inversión privada de impacto social, provisión de suelo y un marco fiscal favorable para la provisión de vivienda asequible por parte de organizaciones sin ánimo de lucro.

 

 

 

Una política de vivienda con
enfoque de derechos

  Aumentar la financiación del Plan Estatal de Acceso a la Vivienda y orientarlo hacia un cambio de modelo enfocado a vivienda adecuada y alquiler asequible.

  Implementar el Plan Estatal de Acceso a la Vivienda actual y el futuro para garantizar el derecho a la vivienda en los próximos años.

  Impulsar programas para población en situación de vulnerabilidad y para aumentar la vivienda social y asequible contando con el tercer sector especializado sin ánimo de lucro.

 

Mecanismos para generar vivienda asequible

  Crear incentivos fiscales y medidas de apoyo para fomentar la oferta de viviendas en alquiler asequible.

  Reducir la carga fiscal de determinados tipos siempre que se destinen a la ampliación de la vivienda social y asequible a través de iniciativas desde el no lucro.

  Crear líneas de financiación ventajosas por parte del Instituto de Crédito Oficial para adquirir viviendas por parte del tercer sector sin ánimo de lucro para el  alquiler asequible.

Desplegar y ampliar la
Ley de Vivienda

  Desarrollar y ampliar la Ley por el derecho a la vivienda.

  Crear mecanismos de coordinación entre Servicios Sociales y Vivienda y entre las políticas sectoriales y las estrategias estatales para dar respuesta a los requerimientos que incluye la Ley.

  Desarrollo reglamentario del Consejo Asesor de Vivienda incluyendo la participación de entidades del tercer sector especializadas en vivienda.

Proteger ante la
vulnerabilidad residencial

  Modificar la Ley de Arrendamientos Urbanos para regular el alquiler de habitaciones.

  Simplificar la Ley de Enjuiciamiento Civil para garantizar un proceso arbitral, mediador efectivo y rápido en procesos de desahucio.

  Crear un mecanismo sancionador en materia de discriminación étnico-racial en el ámbito de la vivienda e impulsar medidas de justicia restaurativa integrales.

Renovación y
rehabilitación urbana

  Garantizar la estabilidad presupuestaria en materia de renovación urbana y rehabilitación más allá de 2026 para la mejora de la habitabilidad de las personas, ahorrar energía y preservar el medio ambiente.

  Reservar cada año al menos un 30% a hogares en situación de vulnerabilidad y asegurar que un 30% de las viviendas rehabilitadas con fondos públicos pasen a destinarse al alquiler asequible.

  Desarrollar e implementar la figura de Agente Rehabilitador del tercer sector sin ánimo de lucro para impulsar los procesos de gestión de rehabilitación hacia personas vulnerables y pequeñas y medianas empresas.

Enfoques en vivienda y
desinstitucionalización

  Aprobar la Estrategia Nacional de Desinstitucionalización respondiendo a las necesidades de las personas en situación de vulnerabilidad desde la vivienda, proporcionando servicios de atención centrados en la persona que garanticen sus derechos, su libertad de elección, autonomía e integración en la comunidad.

  Promover a través de la Estrategia Nacional para la Lucha contra el Sinhogarismo 2023-2030 la transformación de las políticas de atención a las personas sin hogar hacia los modelos Housing First y Housing Led.

  Favorecer mediante el concierto social el acceso a una vivienda autónoma a las personas solicitantes de Protección Internacional, priorizando este modelo frente al de alojamientos colectivos.

Datos en materia
de vivienda

  Disminuir la temporalidad de los informes estadísticos y encuestas relacionadas con vivienda para poder ejecutar políticas de vivienda basadas en evidencias y crear nuevas metodologías cuantificar la asequibilidad de la vivienda en España.

  Apoyar los sistemas de recopilación y seguimiento de datos relacionados con la vivienda como el Observatorio de Vivienda Asequible.

  Crear en 2024 el nuevo índice de alquileres a través del INE por el que se regirán las renovaciones de contratos de alquiler de 2025, lo que permitirá tener información actualizada sobre el mercado de vivienda, las necesidades habitacionales y los resultados de las políticas implementadas.

Respuesta a la inflación
respecto a vivienda

  Prorrogar el escudo social que establece la prohibición del corte de suministros a personas en situación de vulnerabilidad para garantizar los servicios esenciales.

  Aplicar y promover el código de buenas prácticas para renegociaciones de crédito hipotecario, garantizando que las personas hipotecadas puedan renegociar condiciones más favorables y evitar el riesgo de perder su vivienda.

  Aplicar el nuevo índice de alquileres en 2025 para mitigar la situación inflacionista de los hogares que viven de alquiler y que se enfrentan a subidas de la renta ligadas al IPC a partir de ese año.

¿Quieres más información y conocer a fondo las propuestas para una política de vivienda inclusiva?

Ir al contenido