25N. Un hogar libre de violencia

Cada 25 de noviembre desde 1999 se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y como cada año desde Provivienda nos sumamos a la lucha para que todas las mujeres y sus hijos e hijas tengan un hogar libre de violencia.

Huir de la violencia machista es casi imposible sin tener un lugar al que acudir, en el que refugiarse. Para las mujeres que han sobrevivido a la violencia machista, el acceso a una vivienda digna supone la primera piedra en la construcción de su nueva vida.

 

 

Como revela la última Macroencuesta de Violencia sobre la Mujer (2019), 1 de cada 2 mujeres que viven en España ha padecido algún tipo de violencia machista a lo largo de su vida (un 57,3%, lo que suponen 11.688.411 mujeres de 16 o más años).

También, que 1 de cada 3 mujeres en España ha sido maltratada física, sexual, psicológica o económicamente por una pareja o expareja (32,4 % de las mujeres) y que más de 1,68 millones de menores vivían con ellas (el 51,7% de ellos ha padecido también el maltrato del agresor).

Según la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género en España han sido asesinadas 1.118 mujeres y 42 menores desde 2003, año en el que se iniciaron las estadísticas. Y solo en 2021 se han sumado 37 asesinatos de mujeres y 5 de menores.

Una de cada dos mujeres ha sufrido algún tipo de violencia machista en España

Más datos del Ministerio de Igualdad. El 40,4% de las mujeres han sufrido acoso sexual en España, porcentaje que se eleva al 60,5% entre las mujeres de 16 a 24 años (en el 98,2% de los casos, los agresores fueron hombres).

Y esta realidad está lejos de mejorar. Tal y como denuncia EAPN España en un comunicado por el 25N, «la situación creada a raíz de la crisis surgida por la pandemia de la COVID-19 no ha hecho sino agravar la situación de las mujeres y la brecha de género todavía existente en nuestra sociedad».

La forma de contabilizar este fenómeno cambiará el año que viene. Recientemente el Ministerio de Igualdad ha anunciado que recogerá desde 2022 los datos de todas las violencias machistas, no solo los asesinatos de mujeres por sus parejas.

 

Para huir de la violencia machista es fundamental tener una vivienda. Un "hogar" sólo lo es si está libre de violencia.

 

El papel de la vivienda contra la violencia de género

La violencia de género resulta un factor clave para el análisis de la exclusión residencial: la tipología ETHOS establece que vivir bajo la amenaza de violencia es una categoría específica de este tipo de exclusión (categoría C: «vivienda insegura» / insecure housing).

Un «hogar» solo lo es si está libre de violencia. Sin embargo, «el hogar sigue siendo el lugar más peligroso para las mujeres» sentencia la ONU. Esta es la devastadora conclusión de su Estudio Mundial sobre el Homicidio (2019), según el cual 6 de cada 10 mujeres asesinadas en el mundo lo han sido a manos de su pareja o algún miembro de su familia (seis mujeres asesinadas cada hora).

1 de cada 3 mujeres en España ha sido maltratada física, sexual, psicológica o económicamente por una pareja o expareja

La vivienda es una pieza fundamental para la mejora de la calidad de vida, la salud y el bienestar de todas las personas y mucho más para las familias monomarentales, debido a su mayor vulnerabilidad y las dificultades a las que se enfrentan en el mercado residencial.

En el caso de las mujeres en situación de sinhogarismo, el 26% de las mujeres sin hogar se ven abocadas a esta situación por haber sufrido violencia machista, según el informe ‘Cuando la Casa Nos enferma 2. Impactos en el bienestar social y emocional’. Ellas se ven triplemente discriminadas, por ser mujeres, por no tener un hogar y por haber sufrido violencia machista.

Una vez que han perdido su hogar, tienen mayor probabilidad de sufrir violencia: según el Observatorio HATEnto, el 60% de las mujeres en situación de sinhogarismo ha sufrido delitos de odio y según el INE, el 24,2% han sufrido agresiones sexuales.

 

Comenzar por la vivienda permite dar un espacio seguro a personas tan invisibilizadas como las mujeres en situación de sinhogarismo.

Provivienda, contra la violencia de género

La Comisión de Igualdad de Provivienda, formada de manera paritaria por representantes de la entidad y de la representación legal de las personas trabajadoras, está trabajando ya en el III Plan de Igualdad de Provivienda y ha creado un protocolo de acoso sexual y por razón de sexo en el trabajo.

Compartir

Compartir

Cada 25 de noviembre desde 1999 se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y como cada año desde Provivienda nos sumamos a la lucha para que todas las mujeres y sus hijos e hijas tengan un hogar libre de violencia.

Huir de la violencia machista es casi imposible sin tener un lugar al que acudir, en el que refugiarse. Para las mujeres que han sobrevivido a la violencia machista, el acceso a una vivienda digna supone la primera piedra en la construcción de su nueva vida.

 

 

Como revela la última Macroencuesta de Violencia sobre la Mujer (2019), 1 de cada 2 mujeres que viven en España ha padecido algún tipo de violencia machista a lo largo de su vida (un 57,3%, lo que suponen 11.688.411 mujeres de 16 o más años).

También, que 1 de cada 3 mujeres en España ha sido maltratada física, sexual, psicológica o económicamente por una pareja o expareja (32,4 % de las mujeres) y que más de 1,68 millones de menores vivían con ellas (el 51,7% de ellos ha padecido también el maltrato del agresor).

Según la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género en España han sido asesinadas 1.118 mujeres y 42 menores desde 2003, año en el que se iniciaron las estadísticas. Y solo en 2021 se han sumado 37 asesinatos de mujeres y 5 de menores.

Una de cada dos mujeres ha sufrido algún tipo de violencia machista en España

Más datos del Ministerio de Igualdad. El 40,4% de las mujeres han sufrido acoso sexual en España, porcentaje que se eleva al 60,5% entre las mujeres de 16 a 24 años (en el 98,2% de los casos, los agresores fueron hombres).

Y esta realidad está lejos de mejorar. Tal y como denuncia EAPN España en un comunicado por el 25N, «la situación creada a raíz de la crisis surgida por la pandemia de la COVID-19 no ha hecho sino agravar la situación de las mujeres y la brecha de género todavía existente en nuestra sociedad».

La forma de contabilizar este fenómeno cambiará el año que viene. Recientemente el Ministerio de Igualdad ha anunciado que recogerá desde 2022 los datos de todas las violencias machistas, no solo los asesinatos de mujeres por sus parejas.

 

Para huir de la violencia machista es fundamental tener una vivienda. Un "hogar" sólo lo es si está libre de violencia.

 

El papel de la vivienda contra la violencia de género

La violencia de género resulta un factor clave para el análisis de la exclusión residencial: la tipología ETHOS establece que vivir bajo la amenaza de violencia es una categoría específica de este tipo de exclusión (categoría C: «vivienda insegura» / insecure housing).

Un «hogar» solo lo es si está libre de violencia. Sin embargo, «el hogar sigue siendo el lugar más peligroso para las mujeres» sentencia la ONU. Esta es la devastadora conclusión de su Estudio Mundial sobre el Homicidio (2019), según el cual 6 de cada 10 mujeres asesinadas en el mundo lo han sido a manos de su pareja o algún miembro de su familia (seis mujeres asesinadas cada hora).

1 de cada 3 mujeres en España ha sido maltratada física, sexual, psicológica o económicamente por una pareja o expareja

La vivienda es una pieza fundamental para la mejora de la calidad de vida, la salud y el bienestar de todas las personas y mucho más para las familias monomarentales, debido a su mayor vulnerabilidad y las dificultades a las que se enfrentan en el mercado residencial.

En el caso de las mujeres en situación de sinhogarismo, el 26% de las mujeres sin hogar se ven abocadas a esta situación por haber sufrido violencia machista, según el informe ‘Cuando la Casa Nos enferma 2. Impactos en el bienestar social y emocional’. Ellas se ven triplemente discriminadas, por ser mujeres, por no tener un hogar y por haber sufrido violencia machista.

Una vez que han perdido su hogar, tienen mayor probabilidad de sufrir violencia: según el Observatorio HATEnto, el 60% de las mujeres en situación de sinhogarismo ha sufrido delitos de odio y según el INE, el 24,2% han sufrido agresiones sexuales.

 

Comenzar por la vivienda permite dar un espacio seguro a personas tan invisibilizadas como las mujeres en situación de sinhogarismo.

Provivienda, contra la violencia de género

La Comisión de Igualdad de Provivienda, formada de manera paritaria por representantes de la entidad y de la representación legal de las personas trabajadoras, está trabajando ya en el III Plan de Igualdad de Provivienda y ha creado un protocolo de acoso sexual y por razón de sexo en el trabajo.

Artículos relacionados

Ponte en mis zapatos

Coincidiendo con el 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, las supervivientes que viven en el Centro de Acogida para mujeres que gestiona Provivienda en Madrid nos invitan a «ponernos en sus zapatos».

AYÚDANOS A DIFUNDIR

 

 

NUESTRA SEDE | MADRID

(sin atención directa)

Calle Sancho Dávila, 20
28028 Madrid - España (Spain)

 

 

Teléfonos: 915570130 / 914008250

provivienda@provivienda.org

Ir al contenido