«

»

dic 05

¡No hay derecho!

Artículo escrito por Sanel Contreras, alumno de prácticas en Provivienda

Aunque parezca incomprensible, el artículo 25.1 de la Declaración Universal de los Derechos  Humanos y el artículo 47 de la Constitución Española, son, a pesar de su magnánima presencia, violados continuamente.Como todas las personas ya saben, este agravio es consecuencia de la actividad especulativa inmobiliaria, actividad que ha marcado el ritmo del progreso económico, del trabajo y del tiempo que nos ocupa, pero este modelo nos han llevado directamente a la crisis en la que se nos ha sumergido.

Intentemos mediante un esfuerzo imaginativo, comprender lo incomprensible del funcionamiento de la sociedad, imaginemos las casas como las cuadrículas que sirven de marco para la estructuración de la sociedad, pero las reglas que nos permiten trazar esas líneas son las del mercado, las cuales trazan estas cuadrículas sin una lógica que concuerde con las necesidades reales de la sociedad, lo hacen en función del interés de unos pocos, cuyo único objetivo es su beneficio personal. Se hace difícil aceptar que sean estas escuadras y cartabones los que dibujan la realidad, que algunas personas se posicione por encima del interés general, incluso por encima de lo bueno y lo divino, lo que provoca que miles de personas se queden sin su espacio vital que le corresponde por derecho, lo que provoca que la sociedad se quede sin su estructura lógica necesaria para su correcto funcionamiento, se hace verdaderamente difícil de aceptar.

moneda

Pero aunque parezca incomprensible, su incomprensión no radica en lo extraño de sus causas, sino más bien, en cómo dejamos que ocurra, en esto nos ayudó Jordi Évole en su último programa de Salvados del 1 de Diciembre. Jordi, siempre con un tono bastante humilde, difícil de mantener, por la injusticia del asunto, entrevistó a  Ismael Clemente, managing director del fondo de inversión, Magic Real Estate. Responsables de la compra 1860 pisos en alquiler de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS).

Ismael, de forma muy sincera, desde el principio de la entrevista explicó a Jordi, que era difícil que un representante de fondos de inversión diera testimonio de sus actividades, por dos razones, o porque difícilmente empataban o porque por regla general, salían perdiendo. En un discurso calificado de “impopular” por Jordi,  Ismael Clemente confesó, en resumidas cuentas, que desde el fondo de inversión se rescata a una administración endeudada por sus acciones pasadas, que eran ellos quienes tenían el dinero necesario para hacer reflotar económicamente al país, un argumento que convence rápidamente, pero cuyas consecuencias nos remite a la introducción del texto. Merece hacer mención también el tono deleznable con el cual, Ismael se refería a tres personas propietarias,víctimas de sus movimientos, quienes asesorados por abogados de la PAH, le pidieron explicaciones sobre por qué no les vendían los pisos por el mismo precio que fueron comprados a EMVS, Ismael se limitó a dejar claro que, quien tiene el dinero, tiene el poder.

Después de todo, parece que no es tan difícil de comprender. Simplemente es el dolor que provoca que los intereses de unos pocos valgan más que los de todos y todas. Ahora no es el momento de debatir posturas ideológicas, pues queda patente que el poder no hace caso a tales planteamientos, ya que las crisis cíclicas, además de económicas, también parecen ser políticas. Es hora de hacerlo comprensible para quien lo sufre, para quien es humillado, es hora de sentirlo todas juntas y de ser capaces de organizarnos y de responder por nosotras mismas a estos problemas, de organizarnos y trazar las líneas que marquen el progreso real de las personas y su lugar en la sociedad, es hora de levantarse, pensar y luchar con la certeza de tener lo justo de nuestra parte.

Enlace permanente a este artículo: http://www.provivienda.org/no-hay-derecho/

3 comentarios

  1. Juan

    Totalmente de acuerdo Sanel. Son los gobiernos desde lo municipal a lo internacional, quienes permiten que sean esas las reglas del juego. Buitres hubo siempre, pero si la política no lo regula, los buitres campan a sus anchas.

  2. Susana

    Sanel lo primero es que enhorabuena por la objetividad de tu análisis, es dificil pensar en una solución cuando te encuentras en la encrucijada del quién controla a quién… y no poder ofrecer salidas, y más en estos tiempos de crisis política, efectivamente cícilicos, que nos toca vivir , y me pregunto más bien …¿quién controla al controlador? … y quiénes son los verdaderos dueños del dinero… no será que se cobrán y ellos mismos se da las vueltas… hay muchos intereses en medio de todo esto y la política del boom del hormigón estuvo pensada nacional y desde muuuy arriba supranacionalmente y más alla, y con todas sus consecuencias, llámese burbuja y pinchazo y todos los beneficios directos y colaterales que a ellos (los que manejan el poder ) les iba a suponer. Todo estaba y siempre ha estado calculado; el juego y sus reglas están diseñadados por quienes conocen la estrategia, los tipos de jugadores que deben participar y los recursos que deberán invertir, echan la partida a andar y saltan los jugadores espontáneos al escenario, unos por necesidad y otros por oportunidad etc; y nuestro desfavorecido jugador, el ciudadano , hoy paga las consecuencias por haber entrado por necesidad en un juego sin leyes claras que le respalden, porque precisamente quien debe protegerle y advertirle atropella sus derechos continuamente a punta de decretazos, cual vulgar régimen dictatorial. En esta situación de desprotección cualquiera que tenga el dinero realmente tendrá el poder y los principios de igualdad de la Constitución siempre serán pisoteados. En este caso, Organizaciones como donde estás en prácticas, reflexiones como la tuya, programas que como el que enlazas abren los ojos y nos hacen pensar en el derecho fundamental de vivir y tener una VIVIENDA DIGNA y esto me invita a reaccionar.

  3. Javo

    Enhorabuena Sanel. Muy bueno.

Responder a Juan Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>