«

»

sep 12

Cuando la pobreza entra por la puerta, la salud sale por la ventana

WhatsApp Image 2018-06-22 at 14.50.51 (5)

  • El proyecto “La vivienda, una cuestión de salud pública” investiga cómo la precariedad en relación a la vivienda enferma a las personas.

  • Las conclusiones de esta investigación se harán públicas este otoño en las ciudades de Madrid, Barcelona y Tenerife. El informe concluirá con buenas prácticas y recomendaciones de políticas públicas de vivienda que faciliten unas condiciones dignas como fuente de salud física, mental y social.

  • En el ecuador del proyecto, el pasado mes de junio se celebró un encuentro en el que una veintena de profesionales de la administración local, servicios sociales, asociaciones del tercer sector y movimientos sociales abrieron el debate sobre qué políticas de salud y vivienda deben abordarse.

La relación entre tener una vivienda –o no tenerla, o no poder pagarla, o tenerla llena de humedades- y nuestra salud -entendiendo salud como bienestar, más allá de enfermar o no-, es una realidad que, cuanto menos, no ha sido atendida como merece. En qué medida nos afecta a la salud -no solo física, sino mental y social o relacional- las condiciones en las que accedemos y mantenemos a una vivienda y si, más allá de un techo, podemos hacer de ella un hogar y desarrollar un proyecto de vida, es una cuestión que debería ser abordada con la urgencia que requiere.

“La vivienda, una cuestión de salud pública” es una investigación promovida por Provivienda y financiada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, que aborda cómo se está atendiendo actualmente esta realidad desde lo público, en las áreas de Salud, Servicios Sociales y, especialmente, en el área de Vivienda, para la detección y prevención de estos casos. Los primeros datos recabados, muestran que existen poblaciones especialmente vulnerables, como son los casos de ocupación por necesidad o las mujeres solas con hijos, gran parte de las entrevistadas a lo largo de la investigación.

Es el caso de Jéssica, de La Laguna (Tenerife), que relata cómo a sus 35 años no ve un proyecto de futuro para ella y sus hijos, pese a que sí tiene trabajo y un alquiler asequible gracias al servicio de mediación de Provivienda. “Nunca en mi vida he estado yo así, dependo de que no tenga ningún imprevisto porque a duras penas llego a fin de mes”, manifiesta. En esta ruta de la exclusión residencial, las personas entrevistadas ponen cara y voz a una realidad de múltiples situaciones sobrevenidas y/o enquistadas en el tiempo, y que dan nombre a cada consecuencia de la falta de vías expeditas al derecho a la vivienda: el trauma, la incertidumbre, la soledad, la indefensión, la cronificación, la pérdida de redes, cómo afecta a la salud de los niños y niñas y, en definitiva, la imposibilidad de iniciar un proyecto vital sin una vivienda en condiciones dignas y que le brinde cierta estabilidad y seguridad.

Desayuno de Trabajo

WhatsApp Image 2018-06-22 at 14.50.49 (2)

En el ecuador del proyecto, Provivienda reunió el pasado 21 de junio en Ecooo, Madrid, a más de una veintena de profesionales, con el objetivo de poner en común las problemáticas de salud vinculadas a la vulnerabilidad residencial y abordar las posibles causas y soluciones desde un enfoque integrador. Pudimos oír las posturas y propuestas de diferentes profesionales desde el trabajo social,  abogados –la cooperativa CAES-, activistas –Sindicato de Inquilinas, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, representantes del sector público en materia de vivienda y salud a nivel municipal, -Empresa Municipal de Vivienda, Madrid Salud, Servicio de Asesoramiento a la Emergencia Residencial-SAER, Madrid, Ciudad de los Cuidados, Junta Municipal de Distrito de Moncloa-Aravaca, los Centros de Servicios Sociales de los distritos de Tetuán y San Diego (Puente de Vallecas)-, Ecooo (empresa de no lucro dedicada a la democratización de las energías renovables), la organización sanitaria Médicos del Mundo, así como intervenciones desde Barcelona de la Agència de Salut Pública –Ana Novoa- o el Observatori DESC –Lucía Delgado-, entrevistadas en el marco del proyecto por Provivienda.

Este Grupo de Trabajo concluyó con un “recetario” de medidas preventivas que puedan abordar un cambio en las políticas públicas en materia de salud y vivienda, desde las iniciativas legislativas, pasando por las presupuestarias, hasta las transformaciones estructurales necesarias para hacer realidad que la vivienda sea una cuestión de salud pública.

Entre ellas, la necesidad de un parque público de vivienda, y una política de vivienda que conlleve una dotación presupuestaria. A su vez, se considera necesario abordar un cambio en la normativa de las SOCIMIS, que controle sus régimen fiscal y sus funcionamiento, dada la importancia que están adquiriendo en el contexto actual del arrendamiento. Otras medidas legislativas propuestas pasan por la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos y, desde el ámbito de la salud, priorizar la atención primaria para que sea comunitaria, accesible y sensible a la situación de precariedad que se da actualmente.

El informe final se hará público con una presentación institucional durante el próximo otoño en cada una de los ámbitos territoriales de estudio: Madrid, Barcelona y Tenerife. Además, se ha entrevistado a familias participantes en los diferentes programas de Provivienda, que formarán parte de dos documentales que acompañarán al Informe Final y que se presentarán en las tres ciudades objeto de la investigación.

Accede aquí al documento de conclusiones y relatoría. 

Enlace permanente a este artículo: http://www.provivienda.org/cuando-la-pobreza-entra-por-la-puerta-la-salud-sale-por-la-ventana/